News

Otra matanza y EEUU seguramente no va a hacer nada al respecto

OPINIÓN Y COMENTARIO

Los editoriales y otros contenidos de Opinión ofrecen perspectivas sobre temas importantes para nuestra comunidad y son independientes del trabajo de nuestros reporteros de redacción.

title=

Activistas se unen a los demócratas del Senado afuera del Capitolio para exigir acción sobre l. a. legislación de regulate de armas después de que un hombre armado matara a 19 niños y dos maestras en una escuela primaria de Texas esta semana, en Washington, el jueves 26 de mayo de 2022. Un grupo bipartidista de senadores está considerando cómo el Congreso debe responder al terrible tiroteo de 19 niños y dos maestras en Uvalde, Texas. (Foto AP/J. Scott Applewhite)

AP

Una vez más, y no será l. a. última, desgraciada y lamentablemente, porque así lo enseña l. a. experiencia reciente, un individuo de 18 años, estadounidense y exestudiante de l. a. escuela Robb Elementary, de Uvalde, Texas, con mayoría de alumnos hispanos entró en esa misma escuela y acribilló a 19 niños de segundo, tercero y cuarto grado; también a dos maestras, vistiendo de luto a decenas de familias y traumatizando a los escolares.

¿Pueden sentirse los padres tranquilos y confiados cuando dejan o envían a sus hijos a las escuelas de que van a regresar a casa? Posiblemente l. a. respuesta es no. Y los alumnos, ¿se pueden sentir seguros cuando entran al plantel de su escuela? Lo más factible es que entren temerosos.

Que se ha hecho desde l. a. masacre efectuada por Nikolas Cruz en l. a. Marjory Stoneman Douglas High School, en Parkland, Florida, en que perdieron l. a. vida 17 personas, el 14 de febrero de 2018. Nada, sencillamente nada. ¡Qué vergüenza! Es más, todavía ni siquiera ha sido sentenciado el victimario. Despacio, como las cosas de palacio.

¿En quién recae l. a. responsabilidad por no llamar culpabilidad de estos terribles altercados? De nuevo surge l. a. polémica de las armas de fuego, no de las pistolas, sino de las que se usan en las guerras, que son las que utilizan estos individuos y que adquieren por l. a. libre en las tiendas especializadas, sin ningún requerimiento.

Da pena que en Estados Unidos las armas que se utilizan en las guerras estén al alcance de l. a. mano de cualquier individuo, sin más identificación ni requerimientos para comprarlas. Pero están los intereses por el medio. Como cube el refrán: poderoso caballero es don dinero.

Y mientras los muertos los pongan familias no influyentes, como cube otro refrán: ande yo caliente y ríase l. a. gente, no habrá cambios.

Tal vez l. a. solución empiece a encaminarse y se le encuentre una nueva definición a l. a. tan cacareada Segunda Enmienda de l. a. Constitución, cuando el hijo de un senador, representante o de l. a. Asociación Nacional del Rifle (NRA), desafortunadamente, muera en uno de estos asaltos.

Entonces, las cosas podrían comenzar a cambiar y se redefiniría l. a. Segunda Enmienda de l. a. Constitución. Mientras no sean afectados estos grupos, que controlan las armas de fuego, hay que sentarse a esperar.

Jesús Lázaro, Miami.

Artículos relacionados el Nuevo Herald




Source hyperlink

Leave a Reply

Your email address will not be published.